Estado conflicto habitacional (Algunos indicadores del primer trimestre de 2017)

Posted by

 

Raúl Navarro Serrato
Sociólogo
Instituto de Estudios de Investigación Social Aplicada y Formación (IRÍSAZ S.C.)

El próximo día 16 de octubre de 2017, si no se acaba el mundo por el conflicto entre el Estado liberal español y el deseo de nuevo Estado liberal que quieren construir desde Cataluña, el Consejo General del Poder Judicial publicará los datos del segundo trimestre de lo que esta institución llama «efectos de la crisis económica en los órganos judiciales». Entre estos datos, se encuentran los referidos a la injusticia de los desahucios y el drama social colectivo que esto genera.

Conviene pues, antes de empezar a analizar los datos que encontraremos para este segundo trimestre, que dudo que sean muy buenos para las personas hipotecadas o en regímenes de alquiler, y no muy malos para esas empresas que están levantando esa macro-economía burguesa del Estado español, como nos encontramos estos mismos datos en el primer trimestre de este mismo año.

Profundicemos de forma muy escueta sobre este Estado conflicto habitacional que deriva de la problemática surgida en esa correlación de fuerza entre el poder financiero, político y clasista y la reclamación, por otra parte, de los derechos fundamentales de toda persona a vivir dignamente en lo colectivo e individual.

Los indicadores relacionados con los desahucios sobre el primer trimestre nos indicaban, valga la redundancia, que los casos de lanzamientos practicados (desahucios) se habían intensificado mostrando tendencia ascendente, dando lugar a una tasa de variación interanual del 2,20%, indicador que no crecía desde el 3er trimestre de 2014 (7,30%). Volvemos, pues, a las andadas a la espera de los nuevos datos. El incremento de la tasa de variación intertrimestral fue del 0,08%, manteniendo de este modo el crecimiento anterior de 0,30%, por lo que lleva dos trimestres consecutivos aumentando el número de desahucios.

Después de dos trimestres consecutivos por debajo de los dieciséis mil lanzamientos practicados (segunda mitad de 2016), el año 2017 ha comenzado con un incremento de 4.907 desahucios más.

Se registraron 17.055 desahucios durante el primer trimestre de 2017 en todo el Estado español. Los lanzamientos practicados en este periodo mostraban una subida de 1.258 casos (17.055 en 1T-2017 a 15.797 en 4T-2016). Sin embargo, las ejecuciones hipotecarias descendieron en 248 casos (10.478 en 1T-2017 a 10.726 en 4T-2016). Esto hace entender que la brecha entre ambas variables invertidas desde el cuarto trimestre de 2015 experimentara un distanciamiento de 6.577 casos. Parece ser que se confirma que el mercado de vivienda en relación a los agentes pasivos (personas pagadoras y endeudadas) se esta reconfigurando.

Hay más desahucios que procedimientos que exigen el pago de las deudas. En cualquier caso, lo más llamativo de estos datos fue la tendencia a alza de los desahucios en todo el Estado español, llevando tres trimestres consecutivos con una media de crecimiento de 2.453 lanzamientos practicados de media por trimestre.

Todas las comunidades autónomas, a excepción de Extremadura y Región de Murcia, presentaban un incremento intertrimestral de lanzamientos practicados. Seguían siendo las comunidades del Mediterráneo, Cataluña (3728), Andalucía (2927) y Comunitat Valenciana (2358), además de la Comunidad de Madrid (1843), las que más desahucios llevan a cabo. Las comunidades que menos eran la Comunidad Foral de Navarra (123), La Rioja (144) y Extremadura (163).

Por provincia, eran Barcelona (2555), Madrid (1843) y Alicante (1045) las que más lanzamientos practicados reflejaban, aumentando de este modo la tasa intertrimestral en los tres casos (0,13, 0,01 y 0,02 respectivamente). En relación a las provincias que menos eran Cuenca (7), Teruel (18) y Soria (20), con una tasa de variación intertrimestral de -0,13, 0,64 y 0,67 respectivamente.

La tasa de variación interanual registró un incremento de 2,20% en los lanzamientos practicados en el Estado español. Las comunidades autónomas con mayor incremento fueron La Rioja (29,70%), País Vasco (28,60%) y Cantabria (22,70%). Las de mejores datos (si se puede decir mejores, perdone el lector por semejante adjetivo en el mundo de los desahucios) fueron Extremadura (-23,10%), Comunitat Valenciana (-11,30%) e Illes Balears (-6,40%). Entre las provincias con mayor crecimiento se encontraron Segovia (300,00%), Almería (96,60%) y Guadalajara (40,90%), y las que menos, Huesca (-49,10%), Cuenca (-46,20%) y Córdoba (-35,00%).

En relación a la tasa de variación intertrimestral, País Vasco (0,53%), Navarra (0,26%) y Cantabria (0,23%) se presentaban como las comunidades autónomas con mayor incrementos y Región de Murcia (-0,22%) y Extremadura (-0,14%), las únicas que manifestaron datos negativos. Las provincias con mayor crecimiento fueron Segovia (2,60%), Almería (0,71%) y Soria (0,67%). Las que menos, Murcia, Ourense (ambas -0,22%) y Ávila (-0,21%).

Todo esto en relación a los indicadores relacionados con el Estado conflictivo habitacional (en este caso solo los lanzamientos practicados), en otra ocasión hablamos sobre los indicadores relacionados con la Estructura del Mercado de Vivienda y la Capacidad de Consumo sobre la Vivienda, que vaya tela tiene el telón si además incluimos el papel que está teniendo el turismo en todo esto de los desahucios.

Si no me he explicado bien con los datos o le he dado demasiadas vueltas, os dejo dos mapas [véase portada de este artículo] para que se pueda apreciar mejor de lo que he hablado.

Deja un comentario