El independentismo y la tercera ley de Newton

Posted by

 

Francisco J. Sempere Luján

Lo que más me preocupa de la cuestión secesionista es su equilibrio contrapesado con la cuestión españolista.

Lo que más me preocupa de la fuga de empresas de la rica Cataluña es que las materias primas de las que se nutren proceden de las pobres Andalucía, Extremadura y Murcia.

Lo que más me preocupa de que Puigdemont se atrinchere en la Generalitat (protegido por decenas de GEOS secesionistas armados) es que haya cientos de GEOS e Infantes de Marina de San Fernando constitucionalistas armados y dispuestos para echarle el guante.

Lo que más me preocupa de que haya 17.000 mossos catalanistas es que haya 200.000 soldados españolistas preparándose y preparados (ver foto del Diario de Jerez del 24/11/2017) para contrarrestarlos.

DIARIODEJEREZ.jpeg

Lo que más me preocupa de que haya mil millones de esteladas es que hay diez mil millones de rojigualdas.

Lo que más me preocupa del impulso suicida del sacrificio testimonial del kamikaze presidente de la Generalitat es que haya un presidente de España dispuesto a aceptar el sacrificio testimonial de ese kamikaze.

Lo que más me preocupa de que haya 2 millones de talibanes separatistas es que hay ¿10? ¿ó 20? millones de talibanes unionistas con el mismo, EL MISMO, bagaje y la misma fortaleza idearia.

Lo que más me preocupa de que la Izquierda tolere a chorizos catalanistas del 4% es que la Izquierda tolere a chorizos españolistas de la Gürtel que intentan acallarlos.

Lo que más me preocupa de que hayamos convertido en defensores de la Llibertat a sinvergüenzas de allí es que hemos convertido en defensores de la Constitución a ladrones de acá.

Lo que más me preocupa del respaldo de una izquierda tacticista catalana a una Derecha plutócrata catalanista es que haya una acomplejada pseudoizquierda constitucionalista española que apoya a una Derecha plutócrata españolista.

Lo que más me preocupa es que por un prurito aldeanista, una Izquierda miope provisio-nacionalista haya renunciado al Internacionalismo marxista.

Pero en definitiva, lo que más me preocupa de Cataluña es la Tercera Ley de Newton: es decir que «con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria porque las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto».

Es decir, que estoy hasta los güebos de este concurso de «quién la tiene más larga» porque al final si empujas, te empujan, y las hostias van a llovernos a los más débiles, a los pobres, a los no tacticistas, a los que no somos aldeanos, a los no calculistas, a los que no somos ni ricos, ni plutócratas, ni oligarcas catalanistas o españolistas… Y nosotros, los de siempre, pondremos otra vez nuestra misería en la balanza, y los muertos, para que ellos, los que juegan a la política, levanten monumentos, titulen noticias, acaparen matutinos programas al rojo vivo y enarbolen sus épicas.

Pero nosotros, Tercera Ley de Newton, pondremos los muertos.

Deja un comentario