El cascanueces

 

Juan Manuel López Muñoz

El cascanueces es un instrumento de masticación, un artefacto creado con la misma función que una mandíbula: romper, quebrar, quebrantar, fracturar, fragmentar, rajar, hender o abrir algo, un fruto seco, para obtener lo que está en el interior, los aceites, las proteínas, las fibras, los sabores (los saberes) reservados bajo duras cortezas.

El cascanueces es la demostración de que podemos, con nuestro ingenio, descubrir lo invisible, alcanzar ese dominio donde nuestros pensamientos y donde nuestros dientes no pueden penetrar. El gesto simple de abrir una nuez nos recuerda el placer de experimentar el secreto, el placer de encontrar lo que se esconde tras lo que se muestra, el fruto, la semilla, la cosa oculta y, ¿quién sabe?, tal vez también la palabra perdida.

Manifestación del inconformismo que caracteriza a la especie humana, el cascanueces es el deseo del fruto dentro del fruto y más allá del fruto.

Deja un comentario