Acantilados de Maro – Cerro Gordo : Málaga – Granada

 

Miguel Bueno Jiménez, «Piedra»

 

En Nerja, Sierra de Almijara tiene querencia de mar y no solo hunde sus mármoles dolomíticos en sus aguas, sino que arrastra hacia él los pinos carrascos (Pinus halepensis) con toda su orla vegetal.

Para no cansar al lector, solo destacaremos el romero blanco (Rosmarinus tomentosus), endemismo casi exclusivo de estos acantilados, y la yerba de las coyunturas (Efedra fragilis). Su nombre científico efedra significa «sobre el agua», en verdad la hemos visto en el borde del acantilado sobre la misma mar. Fragilis o yerba de las coyunturas hace referencia a lo fácil que se parten sus tallos. Contiene efedrina, un alcaloide usado como estimulante y adelgazante, tan peligroso que en 2004, la Agencia de Drogas y Alimentos de USA prohibió su uso para mejorar el rendimiento deportivo.

También hemos localizado algún ejemplar de pino enano muy semejante al Pinus halepensis var. nana encontrado en el barranco de los Cazadores. Clasificado como Pinus halepensis var. minor (Antoine, 1840) y popularmente conocido en Valencia como «pinas», según los trabajos de P. Pablo Ferrer Gallego.

El enanismo en pino es producido por bacterias fitoplasma. Nosotros hemos reproducido el pino carrasco enano a partir de piñones obtenidos del pino nana del Barranco de los Cazadores. Las bacterias infectan los piñones y trasmiten la variedad. Otros piñones del mismo árbol nos dieron pinos carrascos normales.

El 25 de abril, quise festejarlo haciendo un recorrido por los acantilados de Maro en Nerja. Una tarde maravillosa. Mientras descubría las primeras flores del año en los jacarandás, tuve la gran suerte de encontrar a las cabras monteses entre lavandas, comiendo sus flores, a la vez que miraban la mar en calma.

El comportamiento de las cabras monteses ha cambiado en unos años. Al no estar perseguidas, se han acostumbrado al hombre y no salen corriendo al verte. En muchas primaveras de andar por la Sierra de Almijara, solo oía su silbido de alarma antes de verlas. Ahora es muy fácil observarlas, tanto en la desembocadura del río de la Miel, como cerca de Cerro Gordo. Con el último incendio de la sierra, se bajaron a la orilla del mar y, al igual que los turistas, ya no se despegan de su querencia.

Ha sido difícil realizar una selección del trabajo fotográfico, son tantas las torres almenaras, las calas, los acantilados y la luz del atardecer que espero os sirva para haceros una idea de la belleza de estos rincones de Nerja. El recorrido se hace por la antigua carretera nacional 340 saliendo de Maro, que también merece una visita. La carretera tiene muchos apeaderos a lo largo de la costa para poder observar las playas y los acantilados con detenimiento. Al llegar al túnel de Cerro Gordo, se toma el desvío a la derecha que nos conduce al mismo mirador de Cerro Gordo, tras algunas paradas intermedias para disfrutar de Nerja y sus acantilados desde lejos.

Bibliografía

Pablo Ferrer Gallego:

http://www.habitatge.gva.es/documents/91061501/91067871/Toll_negre_12_2010_Pinus+minor/f8638db6-40d7-4ca7-a1fe-a10844821abc;jsessionid=C177BD5FFB5D2FE17B34F34A58F8F1AE.node1?version=1.0

Miguel Bueno:

http://miguelbueno.blogspot.com.es/2009/07/pinus-halepensis-var-nana.html

1790miguelbueno1791miguelbueno1792miguelbueno1793miguelbueno1794miguelbueno1795miguelbueno1796miguelbueno1797miguelbueno1798miguelbueno1799miguelbueno1800miguelbueno1801miguelbueno

IMG_3459
Pinus halepensis var. minor. Descendiente, con 23 años, del pino enano del Barranco de los Cazadores. Sierra de Almijara, Nerja.

Deja un comentario